18 DE MAYO, 2018

4 medidas de seguridad para prevenir situaciones de riesgo en casa

No abrir la puerta a personas desconocidas, no dejar las llaves en la maceta o debajo del tapete de bienvenida, entre otras, son medidas básicas para la protección de cualquier inmueble. Pero ¿Qué debemos tomar en cuenta para afrontar situaciones de riesgo en el hogar?

Simulacros

El objetivo principal de esta medida es hacer que los integrantes de la familia se conviertan en protagonistas y que defiendan su integridad de manera consciente, de la mano de herramientas y conocimientos para actuar y solucionar, en lugar de aportar pasividad e histeria al problema.

Empezamos por las situaciones de emergencia (temblores, incendios, inundaciones, etc.) más probables en la localidad y elegir los lugares de la casa que tiene mayor resistencia, en caso de que sea conveniente permanecer en ella, así como refugios a los que pretenderíamos llegar para tener mayor posibilidad de sobrevivir en caso de desastre.

Es importante identificar las rutas de evacuación más seguras y rápidas para salir del inmueble, fijar responsabilidades a los miembros de la familia: quién desconecta la energía eléctrica y cierra el gas, quién va por botiquín de emergencias, quién saca los documentos importantes, quién ayuda a salir a los ancianos y niños, etc.

Primeros auxilios

La finalidad de los primeros auxilios es ayudar a una persona que ha sufrido algún tipo de accidente o situación que pone en peligro su vida hasta la llegada de un profesional que se encargue de la circunstancia. Los principales casos que requieren asistencia de este tipo son asfixia, fracturas, quemaduras, traumatismos y hemorragias, entre otros.

¿Qué hacer en caso de emergencia?

Mantener la calma y así poder actuar rápida y efectivamente para ayudar, ya que de esto depende la magnitud del daño, el pronóstico de supervivencia y las secuelas. Evaluar el contexto en que ocurre la emergencia y garantizar tu seguridad y la de los demás. Revisa el estado de conciencia, condición respiratoria y circulatoria, cuenta los latidos, las pulsaciones y las respiraciones en 20 segundos y multiplica por tres para obtener el número total de respuestas por minuto.

Códigos de seguridad

Una medida de seguridad que puede prevenir un impacto negativo mayor en una situación de riesgo, en la que no podamos pedir ayuda de forma directa, se trata de estipular determinadas palabras clave que tengan otro significado. Un ejemplo pude ser informar a los niños que, sin importar quien vaya a recogerlos a la salida de la escuela, siempre dirá la palabra clave. De lo contrario deben correr hacia el grupo de personas más cercano alertando de lo sucedido.

Kit de emergencia



Nunca es demasiado pronto para empezar a hablar con la familia sobre sus planes en caso de emergencias, considerando los factores geográficos a los que están expuestos. En esos planes debe estar presente un kit de emergencia, con lo siguiente:

Agua embotellada, alimentos perecederos (equivalente a tres días), un radio de baterías, iluminación portátil como una linterna de minero que es compacta y deja libre ambas manos, silbato de emergencia para alertar sobre tu ubicación, artículos de higiene personal, ropa extra tomando en cuenta las tres capas para protegerte de los cambios de ambiente: la base que debe incluir algo que absorba la humedad y mantenga la temperatura corporal, la capa de aislamiento que se compone de sudadera o chaleco de lana y la cobertura que debe ser resistente al viento y la lluvia, pero también transpirable, baterías nuevas y un botiquín de primeros auxilios con cubre bocas, medicamentos y artículos médicos de los que dependas (monitoreo de glucosa y presión arterial) y por último dinero en efectivo.